Frases de William Shakespeare

1 - 25 de 122 pensamientos de William Shakespeare



Vivirás mientras alguien vea y sienta y esto pueda vivir y te dé vida.

William Shakespeare

Él piensa mucho: hombres así son peligrosos.

William Shakespeare

La vida es como un cuento relatado por un idiota. Lleno de palabrería y frenesí, que no tiene ningún sentido.

William Shakespeare


Cuidado con la hoguera que enciendes contra tu enemigo; no sea que te chamusques a ti mismo.

William Shakespeare

La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo.

William Shakespeare

¡Oh amor poderoso¡ Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia.

William Shakespeare

Nadie admira la celeridad, como no sea el negligente.

William Shakespeare

El amor es un loco tan leal, que en todo cuanto hagáis, sea lo que fuere, no halla mal alguno.

William Shakespeare

Las valiosas presas convierten en ladrones a los hombres honrados.

William Shakespeare

El desdichado no tiene otra medicina que la esperanza.

William Shakespeare

Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez.

William Shakespeare

Dios os ha dado una cara y vosotros os hacéis otra.

William Shakespeare

¡fragilidad, tienes nombre de mujer!.

William Shakespeare

Ser o no ser; ésa es la cuestión.

William Shakespeare

El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.

William Shakespeare

Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba / engánchalos a tu alma con ganchos de acero.

William Shakespeare

La mujer es un manjar digno de los dioses, cuando no lo guisa el diablo.

William Shakespeare

Presta el oído a todos, y a pocos la voz. Oye las censuras de los demás; pero reserva tu propia opinión.

William Shakespeare

Fuertes razones, hacen fuertes acciones.

William Shakespeare

El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje.

William Shakespeare

El hombre a quien no conmueve el acorde de los sonidos armoniosos, es capaz de toda clase de traiciones, estratagemas y depravaciones.

William Shakespeare

Yo juro que vale más ser de baja condición y codearse alegremente con gentes humildes, que no encontrarse muy encumbrado, con una resplandeciente pesadumbre y llevar una dorada tristeza.

William Shakespeare

Anunciad con cien lenguas el mensaje agradable; pero dejad que las malas noticias se revelen por sí solas.

William Shakespeare

¿Por qué golpeas a esa prostituta? Registra tu conciencia. ¿No cometiste tú mismo con ella el crimen que ahora castigas? El usurero hace ahorcar al falsario. Los pequeños vicios traslucen a través de los andrajos de la miseria; mas las finísimas pieles y los trajes de seda lo ocultan todo. Dale al vicio un broquel de oro y la espada de la justicia se quebrará contra el, sin mellarlo; pero cubre su broquel con andrajos y un pigmeo lo atravesará con una simple paja.

William Shakespeare

No basta levantar al débil, hay que sostenerlo después.

William Shakespeare


Contatar Política de privacidad Especiales Facebook Twitter Google+