Frases de Marcel Proust

1 - 25 de 42 pensamientos de Marcel Proust



Se ha llegado a decir que la más alta alabanza de Dios está en la negación del ateo, que encuentra la Creación lo bastante perfecta como para poder prescindir de un Creador.

Marcel Proust

El instinto dicta el deber y la inteligencia da pretextos para eludirlo.

Marcel Proust

Nuestro corazón tiene la edad de aquellos que ama.

Marcel Proust


Como todo el que no está enamorado, él piensa que se puede elegir a la persona amada en base a interminables deliberaciones sobre sus ventajas e inconvenientes.

Marcel Proust

Para el beso, la nariz y los ojos están tan mal colocados como mal hechos los labios.

Marcel Proust

No hay vicios que no encuentren entre la alta sociedad apoyos complacientes, y se ha visto trastornar la distribución de un castillo para hacer que una hermana durmiera cerca de su hermana cuando se ha sabido que no la amaba sólo como hermana.

Marcel Proust

A veces estamos demasiado dispuestos a creer que el presente es el único estado posible de las cosas.

Marcel Proust

Los celos no son corrientemente más que una inquieta tiranía aplicada a los asuntos del amor.

Marcel Proust

Ciertas creencias que no percibimos no por ello son asimilables a un puro vacío, como no lo es el aire que nos envuelve; componen a nuestro alrededor una atmósfera variable, a veces excelente, a menudo irrespirable, y merecerían ser anotadas con tanto cuidado como la temperatura, la presión barométrica o la estación, pues nuestros días tienen su originalidad física y moral.

Marcel Proust

En el sacerdote, como en el alienista, siempre hay algo de juez de instrucción.

Marcel Proust

El amor es una enfermedad inevitable, dolorosa y fortuita.

Marcel Proust

Para figurarse una situación desconocida, la imaginación toma prestados elementos conocidos y a causa de ello no se la figura. Pero la sensibilidad, aún la más fisica, recibe, como un reguero de pólvora, la firma original y por mucho tiempo indeleble del nuevo acontecimiento.

Marcel Proust

Cierta aristocracia, educada desde la infancia para considerar su nombre como una ventaja interior que nada puede quitarle, sabe que puede evitarse -pues nada le añadirian- los esfuerzos que sin resultado posterior apreciable hacen tantos burgueses por profesar sólo opiniones bien consideradas y frecuentar sólo a personas bienpensantes.

Marcel Proust

Tal vez la inmovilidad de las cosas a nuestro alrededor les viene impuesta por nuestra certeza de que son ellas y no otras, por la inmovilidad de nuestro pensamiento frente a ellas.

Marcel Proust

El deseo nos fuerza a amar lo que nos hará sufrir.

Marcel Proust

Ciertos recuerdos son como amigos comunes, saben hacer reconciliaciones.

Marcel Proust

Hay que trabajar menos.

Marcel Proust

El hombre, que juega perpetuamente entre los dos planos de la experiencia y la imaginación, querría profundizar en la vida ideal de la gente que conoce y conocer a las personas cuya vida ha tenido que imaginar.

Marcel Proust

Vale más soñar la propia vida que vivirla, aunque vivirla es también soñarla.

Marcel Proust

Cada lector se encuentra a sí mismo. El trabajo del escritor es simplemente una clase de instrumento óptico que permite al lector discenir sobre algo propio que, sin el libro, quizá nunca hubiese advertido.

Marcel Proust

A cierta edad, un poco por amor propio, otro poco por picardía, las cosas que más deseamos son las que fingimos no desear.

Marcel Proust

El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos caminos sino en tener nuevos ojos.

Marcel Proust

Sólo se ama lo que no se posee totalmente.

Marcel Proust

Allí donde la vida levanta muros, la inteligencia abre una salida.

Marcel Proust

La vejez es una condena sin derecho a recurso.

Marcel Proust


Contatar Política de privacidad Especiales FrasesBuenas Facebook Twitter DMCA.com Protection Status