Frases de Hermann Hesse

1 - 25 de 40 pensamientos de Hermann Hesse



La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el ensayo de un camino, el boceto de un sendero.

Hermann Hesse

Hago mi camino cansado y polvoriento, y detenida y dudosa queda tras de mí la juventud, que baja su hermosa cabeza y se niega a acompañarme.

Hermann Hesse

Ninguno de los libros de este mundo te aportará la felicidad, pero secretamente te devuelven a ti mismo.

Hermann Hesse


Hay quienes se consideran perfectos, pero es sólo porque exigen menos de sí mismos.

Hermann Hesse

Allí está todo lo que necesitas, sol y luna y estrellas, pues la luz que reclamas habita en tu interior.

Hermann Hesse

La divinidad está en ti, no en conceptos o en libros.

Hermann Hesse

Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros.

Hermann Hesse

Los libros sólo tienen valor cuando conducen a la vida y le son útiles.

Hermann Hesse

La práctica debería ser producto de la reflexión, no al contrario.

Hermann Hesse

Divino es y eterno el Espíritu.

Hermann Hesse

Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros.

Hermann Hesse

No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos.

Hermann Hesse

Hacer versos malos depara más felicidad que leer los versos más bellos.

Hermann Hesse

Ningún hombre ha sido nunca por completo él mismo; pero todos aspiran a llegar a serlo, oscuramente unos, más claramente otros, cada uno como puede.

Hermann Hesse

Alguno no llega jamás a ser hombre, y sigue siendo rana, ardilla u hormiga.

Hermann Hesse

Vivimos sólo de nuestros pobres, bellos, y magníficos sentimientos, y cada sentimiento que lastimamos es una estrella que apagamos.

Hermann Hesse

He sido un hombre que busca y aun lo sigo siendo, pero ya no busco en las estrellas y en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre.

Hermann Hesse

Todos tenemos orígenes comunes: las madres; todos nosotros venimos de la misma sima, pero cada uno –tentativa e impulso desde lo hondo- tiende a su propio fin.

Hermann Hesse

Donde el camino me llevó siempre una lumbre daba abrigo pero yo nunca conocí qué es una patria y un hogar.

Hermann Hesse

Para que pueda surgir lo posible. Es preciso intentar una y otra vez lo imposible.

Hermann Hesse

Lleno estaba el mundo de amigos cuando aún mi cielo era hermoso. Al caer ahora la niebla los ha borrado a todos.

Hermann Hesse

Algo más, algo menos, mi querido muchacho, las voces de los hombres son todas un engaño; sólo somos honestos cuando niños, y ya después en el sepulcro.

Hermann Hesse

Las palabras no sirven para explicar un sentido secreto.

Hermann Hesse

La desesperación es como un río; en una orilla están los niños; en la otra los hombres maduros, los que han despertado ya de su letargo. Todos (los sentimientos) son buenos, óptimos, también el odio, también la envidia, también los celos, también la crueldad.

Hermann Hesse

La mañana y la noche vienen otra vez vienen siempre de nuevo mientras que tú jamás.

Hermann Hesse


Contatar Política de privacidad Especiales FrasesBuenas Facebook Twitter DMCA.com Protection Status