Frases de Gustavo Adolfo Becquer

1 - 25 de 44 pensamientos de Gustavo Adolfo Becquer



Hoy como ayer, mañana como hoy, ¡y siempre igual!, un cielo gris, un horizonte eterno y andar..., andar.

Gustavo Adolfo Becquer

Como se arranca el hierro de una herida su amor de las entrañas me arranqué, aunque sentí al hacerlo que la vida me arrancaba con él!.

Gustavo Adolfo Becquer

El amor es un misterio. Todo en él son fenómenos a cual más inexplicable; todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo.

Gustavo Adolfo Becquer


El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo.

Gustavo Adolfo Becquer

Y el pensamiento es necesario ejercitarlo, se debe cada día y de nuevo y de nuevo pensar, para conservar la vida del pensamiento.

Gustavo Adolfo Becquer

Podrá no haber poetas; pero siempre habrá poesía.

Gustavo Adolfo Becquer

Dos rojas lenguas de fuego que a un mismo tronco enlazadas se aproximan, y al besarse forman una sola llama.

Gustavo Adolfo Becquer

¡Oh!, si las flores duermen, qué dulcísimo sueño!.

Gustavo Adolfo Becquer

Hoy la tierra y los cielos me sonríen, hoy llega al fondo de mi alma el sol, hoy la he visto..., la he visto y me ha mirado.... ¡hoy creo en Dios!.

Gustavo Adolfo Becquer

Ella tiene la luz, tiene el perfume, el color y la línea, la forma engendradora de deseos, la expresión, fuente eterna de poesía.

Gustavo Adolfo Becquer

Nuestra pasión fue un trágico sainete en cuya absurda fábula lo cómico y lo grave confundidos risas y llanto arrancan.

Gustavo Adolfo Becquer

El espectáculo de lo bello, en cualquier forma en que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones.

Gustavo Adolfo Becquer

El alma que hablar puede con los ojos también puede besar con la mirada.

Gustavo Adolfo Becquer

Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso. . . ¡yo no sé que te diera por un beso!.

Gustavo Adolfo Becquer

¡Los suspiros son aire y van al aire! /¡Las lágrimas son agua y van al mar! /Dime, mujer, cuando el amor se olvida /¿sabes tú adónde va?

Gustavo Adolfo Becquer

Si pudiera hacerse la disección de las almas, cuantas muertes misteriosas se explicarían.

Gustavo Adolfo Becquer

Despierta ríes y al reír tus labios inquietos me parecen relámpagos de grana que serpean sobre un cielo de nieve.

Gustavo Adolfo Becquer

La soledad es el imperio de la conciencia.

Gustavo Adolfo Becquer

El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo.

Gustavo Adolfo Becquer

¡Llora!, no te avergüences de confesar que me has querido un poco.

Gustavo Adolfo Becquer

Dices que tienes corazón, y sólo lo dices porque sientes sus latidos; eso no es corazón..., es una máquina que al compás que se mueve hace ruido.

Gustavo Adolfo Becquer

Como en cuna de nacar que empuja el mar y que acaricia el cefiro, dormir parecia al blando arrullo de sus labios entreabiertos.

Gustavo Adolfo Becquer

En el majestuoso conjunto de la creacion, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espiritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna.

Gustavo Adolfo Becquer

¿Quieres que conservemos una dulce memoria de este amor?, pues amémonos hoy mucho y mañana ¡digámonos, adiós!.

Gustavo Adolfo Becquer

Todo es mentira: la gloria, el oro. Lo que yo adoro sólo es verdad: ¡la Libertad!.

Gustavo Adolfo Becquer


Contatar Política de privacidad Especiales FrasesBuenas Facebook Twitter DMCA.com Protection Status