Frases de Gerardo Diego

Se han encontrado 22 pensamientos de Gerardo Diego



Mi oración es así. Tú estás en todo y todo en mí.

Gerardo Diego

Mi poesía y las manzanas hacen la atmósfera más fina.

Gerardo Diego

A la hora de la verdad, que es la de buscarse a sí mismo en lo objetivo, uno olvida todo y se dispone a no ser fiel más que a su propia sinceridad.

Gerardo Diego


Amar es no pedir, es dar.

Gerardo Diego

Dibujada llevo en mi sangre y mi cuerpo cuerpo y sangre de mi patria.

Gerardo Diego

Dentro, en tus ojos, donde calla y duerme un palpitar de acuario submarino, quisiera, licor tenue al difumino, hundirme, decantarme, adormecerme.

Gerardo Diego

Yo no soy responsable de que me atraigan simultáneamente el campo y la ciudad, la tradición y el futuro; de que me encante el arte nuevo y me extasíe el antiguo; de que me vuelva loco la retórica hecha, y me torne más loco el capricho de volver a hacérmela -nueva- para mi uso personal e intransferible.

Gerardo Diego

¡Quién pudiera ser tu novio en un sueño eterno y dulce, blanco como las estrellas!...

Gerardo Diego

Como un guante famélico el día se me escapa de los dedos.

Gerardo Diego

Después de ver el cuadro la luna es más precisa y la vida más bella.

Gerardo Diego

Nada hay como un suspiro intercalado y entre suspiro y suspiro la melodía ininterrumpida.

Gerardo Diego

Si eres tú misma el rosal y las rosas, la noche de mi verso y sus estrellas, ¿a quién dedicaré este breve cielo, este arbusto, esta fuente, este desvelo?.

Gerardo Diego

La guitarra es un pozo con viento en vez de agua.

Gerardo Diego

Así te quiero, en límites pequeños, aquí y allá, fragmentos, lirio, rosa, y tu unidad después, luz de mis sueños.

Gerardo Diego

Mis pensamientos son montes, mares, selvas, bloques de sal cegadora, flores lentas.

Gerardo Diego

A la brisa, a la abeja, a la hermosa el rosal puede dedicar la rosa.

Gerardo Diego

Amar amar y siempre amar haber amado haber de amar.

Gerardo Diego

Desesperadamente amar, amarte y volver a nacer para quererte.

Gerardo Diego

Era tu figura la flor de un nimbo de ensueño.

Gerardo Diego

Levanta hacia mí tus ojos, tus ojos lentos, y ciérralos poco a poco conmigo dentro.

Gerardo Diego

Descansa, duérmete, sueña, no tengas miedo del mundo, que yo te velo.

Gerardo Diego

Y tantas mariposas distraídas han fallecido en tu mirada que las estrellas ya no alumbran nada.

Gerardo Diego


Contatar Política de privacidad Especiales FrasesBuenas Facebook Twitter DMCA.com Protection Status