Frases de Friedrich Nietzsche

76 - 100 de 219 pensamientos de Friedrich Nietzsche



Símbolos son todos los nombres del bien y del mal; no expresan, tan sólo insinúan.

Friedrich Nietzsche

¡La doctrina de la igualdad!... Pero si no existe veneno más venenoso que ése: pues esa doctrina parece ser predicada por la justicia misma, mientras que es el final de la justicia... "Igualdad para los iguales, desigualdad para los desiguales" - ése seria el verdadero discurso de la justicia: y, lo que de ahí se sigue, "no igualar jamás a los desiguales".

Friedrich Nietzsche

El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación.

Friedrich Nietzsche


Las razas laboriosas encuentran una gran molestia en soportar la ociosidad.

Friedrich Nietzsche

Todo el mundo cree que puede decir algo cuando se habla del tiempo, de las enfermedades y del bien y el mal.

Friedrich Nietzsche

Un amigo debe ser maestro en el arte de adivinar y de callar.

Friedrich Nietzsche

Los remordimientos llevan al hombre a morder.

Friedrich Nietzsche

Pero incluso cuando llora hace reír.

Friedrich Nietzsche

Y el que apetezca la gloria debe despedirse a tiempo del honor y dominar el arte difícil de irse en el momento oportuno.

Friedrich Nietzsche

Muchos mueren demasiado tarde y algunos prematuramente. No entra aún en los oídos la doctrina del morir a tiempo.

Friedrich Nietzsche

La espiritualización de la sensualidad se llama amor.

Friedrich Nietzsche

Dotado de facciones más divinas resurge, y seduce precisamente por su sufrimiento; y os agradecerá por haberlo derribado.

Friedrich Nietzsche

La cultura y el Estado -no nos engañemos sobre esto- son rivales: el "Estado de cultura" no pasa de ser una idea moderna. Lo uno vive de lo otro, lo uno prospera a costa de lo otro. Todas las épocas grandes de la cultura son épocas de decadencia política: lo que es grande en el sentido de la cultura ha sido apolítico, incluso antipolítico.

Friedrich Nietzsche

He aprendido a caminar; desde entonces me dejo correr.

Friedrich Nietzsche

El Don Juan del conocimiento: ningún filósofo ni poeta lo ha descubierto todavía. Es un hombre que no siente amor por las cosas que conoce, pero que tiene ingenio, ganas y gusto por la caza e intrigas del conocimiento -¡hasta subir a las más altas y lejanas estrellas de éste!-, hasta que por fin ya no queda nada que cazar. excepto lo absolutamente doloroso del conocimiento, como le ocurre al bebedor, que a la postre bebe ajenjo y aguardiente. Así que al final el Don Juan del conocimiento se encapricha del infierno - es el último conocimiento que lo seduce.¡Es posible que también el infierno lo decepcione, como toda cosa conocida! ¡Y entonces tendría que permanecer inmóvil por toda la eternidad, sólidamente clavado a la decepción, convertido él mismo en convidado de piedra, y con grandes ganas de una cena del conocimiento, que nunca le sirve! -pues este entero mundo de las cosas no tiene ya ningÚn bocado que ofrecer a ese hambriento.

Friedrich Nietzsche

Es bien sabido que la ciencia y el nacionalismo son cosas que se contradicen, aunque los monederos falsos de la política nieguen ocasionalmente ese saber: pero también llegará ¡por fin! el día en que se comprenderá que sólo para su daño puede ahora toda cultura superior seguir cercada por vallas nacionales.

Friedrich Nietzsche

Lo que mucho ocupa termina por preocupar.

Friedrich Nietzsche

Mas todos los poetas creen que quién tendido en el pasto aguza el oído se entera un poco de las cosas que existen entre el cielo y la tierra.

Friedrich Nietzsche

Miradas todas del amor, instantes divinos, moristeis prematuramente.

Friedrich Nietzsche

Quien siempre da corre peligro de perder la vergüenza.

Friedrich Nietzsche

Que es el amor sino comprender y alegrarse de que otro viva, actué de y sienta de manera diferente y opuesta a la nuestra? para que el amor supere con la alegría los antagonismos no debería suprimirlos, negarlos. Incluso el amor a si mismo contiene como presupuesto suyo la dualidad (o la pluralidad) indisoluble, en una sola persona.

Friedrich Nietzsche

¿ Eres capaz de fijarte por ti mismo tu bien y tu mal y suspender sobre ti la ley de tu propia voluntad? ¿ Eres capaz de ser tu propio juez y el guardián de tu propia ley?.

Friedrich Nietzsche

Con múltiple espejo captaba yo aun su mirada cuando su boca estaba cerrada, para que me hablaran sus ojos. Y sus ojos me hablaban, en efecto.

Friedrich Nietzsche

No pensaban suficientemente hondo, así que su sentir no descendía hasta los fondos.

Friedrich Nietzsche

En algunos la castidad es una virtud, en muchos es casi un vicio.

Friedrich Nietzsche

  • 1   
  • 2   
  • 3   
  • 4  
  • 5   
  • 6   
  • 7   
  • 8   
  • 9   

Contatar Política de privacidad Especiales FrasesBuenas Facebook Twitter DMCA.com Protection Status